Aldo Pignanelli: ““Los principales problemas económicos de Argentina son inflación y falta de actividad”

 El ex presidente del Banco central recorrió Reconquista, Rafaela y Santa Fe junto al diputado nacional del Frente Renovador, Oscar Cachi Martínez. Se reunieron con empresarios y hablaron de los desafíos de la economía en el futuro inmediato. Pignanelli integra el equipo económico de Sergio Massa.

El reconocido economista Aldo Pignanelli recorrió la provincia de Santa Fe junto al diputado nacional massista, Oscar Cachi Martínez. Visitaron Reconquista, Rafaela y Santa Fe, hablando de los desafíos de la economía de nuestro país y del escenario provincial. Los acompañaron los legisladores provinciales Germán Kahlow y Darío Vega, miembros del bloque Frente Renovador en la legislatura.Aldo Pignanelli - Rafaela

En la ciudad del norte, se desarrolló una conferencia de prensa y posteriormente se lanzó formalmente la mesa de trabajo distrital “Massa Presidente”. En Rafela en tanto, se realizó una disertación en el Centro Comercial e Industrial con casi 100 empresarios y productores. En tanto que en Santa Fe, el evento tuvo lugar en la Unión Industrial, con una gran concurrencia.

En declaraciones a medios de prensa, Martínez sostuvo: “tenemos el desafío de seguir sumando para el futuro y así construir una Argentina donde se pueda hacer política sin presiones y con vocación transformadora. Aldo Pignanelli ha estado presente con nosotros y fundamentalmente con los santafesinos, advirtiéndonos de los puntos en los que nos perjudicaba el presupuesto nacional”.

El santafesino advirtió que “lo más grave son los niveles de ejecución que la Nación tiene con las obras que se necesitan para la provincia de Santa Fe” y ejemplificó “hablamos del puente Reconquista-Goya,, de la autopista en la ruta 11, del puente Santa Fe-Paraná y el Santa Fe – Santo Tomé. Lo mismo para la autovía sobre las rutas 33 y 34, así como la circunvalación de la AO12 y los accesos al puerto de nuestra ciudad. El promedio de tiempo a esperar para la ejecución de estas obras si el gobierno nacional invierte como en la actualidad, sería de 180 años, lo cual es hasta irrisorio”.

Rafaela Por último recordó “nuestra provincia le viene aportando a la nación desde el 2002 a la fecha, 223.000 millones de pesos pero solo recibió 168.000 millones de vuelta, por eso es que creemos urgente una discusión en relación a la coparticipación. En solo este tiempo le transferimos 55.000 millones a la administración central. Lo mismo pasa con el fondo sojero, al que los santafesinos aportamos 10.000 millones pero solo hemos recibido 800 millones”.

Pignanelli fue presidente del Banco Central de la República Argentina e integra el equipo económico de Sergio Massa junto a Roberto Lavagna, Miguel Peirano y Martín Redrado y Ricardo Delgado. En ese aspecto, Cachi les agradeció “por la posibilidad de poder llevar adelante discusiones que buscan un mayor federalismo, como fue en nuestra propuesta de modificación de los recursos que provienen del impuesto al cheque”.

 Dos problemas

Por su parte, Aldo Pignanelli describió “la economía de nuestro país tiene dos problemas fundamentales. Uno es la inflación y el otro la falta de actividad. La primera va comiendo el salario y eso produce una recesión, por lo que uno percibe un fuerte estancamiento. Eso se debe fundamentalmente a que el gasto público creció considerablemente, sobre todo en el área de remuneraciones y en la de los subsidios económicos a los distribuidores de gas y energía”.

“Cuando este gobierno se hizo cargo de la administración desde 2003, en nuestro país había 2.3 millones de empelados públicos y hoy pasan los 4 millones, sumado a que un grupo importante de ellos que está ligado al sector más ortodoxo, cobran sueldos superiores a 30mil pesos. Son mas de 80mil que nadie sabe que tarea cumplen, ese es un sector que vamos a atacar y vamos a volver a su casa a los que no trabajan, los que laburan quedarán y a los que no, no hay porqué seguir pagándoles un sueldo” adelantó Pignanelli.Aldo Pignanelli - Reconquista

“Otro es el problema de los subsidios” agregó y explicó que “gastamos 25.000 millones de dólares por año para subsidiar estas empresas y resulta que al primer calor no tenemos luz y cuando viene el frío nos quedamos sin gas. Los trenes son una ofensa a la gente y el transporte público deja mucho que desear. Quiere decir que la distribución de esos fondos carece de todo tipo de efectividad” describió.

“Los gobiernos los asisten para que hagan obras pero terminan desviando los dineros y despilfarrándolos. Nosotros creemos que hay que recuperar esos fondos y reinvertirlos como corresponde, pero también debemos denunciar penalmente a estos personajes porque no se puede estafar libremente al pueblo como que nada sucede”.

Gobierno versus campo

El economista explicó que “las crisis siempre fueron por el estrangulamiento del sector externo, es decir por la faltante de dólares. El campo trae a la argentina 35.000 millones en billetes verdes cada año y la industria paradójicamente consume 25.000 millones. Aquí se trasluce otra incongruencia porque este es un gobierno nacional que vive del campo pero a la par lo ataca constantemente”.

Asimismo, manifestó que “faltan dólares porque el país perdió la batalla energética y la matriz actual demanda una gran importación de combustibles. Hasta hace pocos años, Argentina era superavitaria, vendíamos más petróleo y derivados de los que comprábamos, logrando saldos positivos de 5.000 millones de dólares. Este 2014, en cambio, vamos a cerrar con un déficit en este ámbito de 10.000 millones verdes”.

“Nosotros junto a Sergio Massa tenemos un plan para revertir estos esquemas pero sobre todo tenemos la experiencia para lograrlo. Hay que generar programas de promoción, impulsar estructuras impositivas que sean menos agresivas y dar el mensaje de previsibilidad para que quienes invierten se sientan más seguros” enumeró.

 Fondos buitres

Pignanelli quitó dramatismo al litigio de Argentina con los hold outs y vaticinó una resolución sin secuelas graves para la economía nacional, a la vez que destacó “estamos lejos de llegar al panorama del 2001. Estamos lejos de llegar a una situación de ese tipo, lo que el gobierno tiene que hacer es dejar de teatralizar el problema y asumir con madurez el desafio de buscarle una solución a este tema”.

En lo estrictamente local, agregó “no podemos ocultar que estamos sumamente complicados por la escalada inflacionaria y por el déficit fiscal. Lo peor es que esto se cube con emisión monetaria, es decir generando cada vez más billetes. Tenemos una moneda que está sumamente despreciada y la gente busca dólares cuando ve que su moneda deja de tener valor, en los países del primer mundo compran oro. En los nuestros, cuando la población busca dólares es porque percibe que su plata vale cada vez menos”.

“En 2003, el gobierno recibió una economía con bajísima inflación, con un crecimiento económico de 6 puntos y con la soja a 140 dólares por tonelada. Se exportaban 5.000 millones de dólares por año, en esa misma fecha, China ingresó a la Organización Mundial de Comercio y se constituyó como la mayor compradora de proteínas. Es ahí donde tenemos que convertirnos en su principal proveedor, dada la gran cantidad de excedentes que poseemos”.Santa Fe

 Autos, ganadería y lechería

“Hubo una gran improvisación por parte del grupo económico del kirchnerismo a la hora de afrontar los problemas del sector automotriz y sin dudas que el principal problema se dio con el impuesto que colocaron a los vehículos, que tuvo un único objetivo y fue frenar la fuga de dólares a toda costa. La industria de los autos se basa en algunas pocas materias primas, generadas por prestadoras monopólicas”.

“No es cierto que el problema haya sido Brasil. Los que generan mayor mano de obra de toda la cadena son los autopartistas, porque totalizan 80.000 trabajadores. Las concesionarias tienen 40.000 más y las plantas automotrices 20.000” relató Pignanelli, pero reflexionó “el gobierno en lugar de proteger a los pequeños y los medianos, que son los que generan la mayor cantidad de mano de obra, protege a los más grandes. Exactamente lo mismo están haciendo con el sector lechero y el de la carne”.

Por último, se refirió al esquema de coparticipación que rige en nuestro país y sobre la relación entre Nación, provincia y municipios, sobre lo que opinó “nosotros creemos en un régimen de coparticipación que vaya al revés del actual. No puede ser que un pueblo del interior de Santa Fe que genera muchas divisas por su producción, solo reciba a cambio unas cuadras de ripio y algunos metros de veredas, evidentemente tenemos un sistema que está al revés. En el Frente Renovador creemos que son los municipios los que le tienen que girar la plata a las administraciones centrales y no a la viceversa”.