Biografía

Dr. Oscar Ariel Martínez

Su nombre completo es Oscar Ariel Martínez. Nació un viernes 6 de diciembre del año 1968, en Felicia, una pequeña localidad del departamento Las Colonias, en la provincia de Santa Fe, 12 km al norte de la Ruta 70, a la altura del cruce de Nuevo Torino. Allí su madre era directora de escuela rural y, además, cumplía tareas como maestra de los 7 grados y portera.

 

 

De su infancia, guarda como tesoros los recuerdos de la cultura del trabajo, el esfuerzo y el ahorro, expresados en el más profundo y dignificante de los sentidos. Siempre dice que “esacultura gringa fue la que transformó e hizo grande al país, la que todas las madrugadas los tamberos siguen regando con el esfuerzo de sus cortas noches y sus largos amaneceres. La del joven de campo que hace largos recorridos a caballo o en bicicleta, para poder acceder al conocimiento. La de la mujer que poco conoce de las comodidades de la vida moderna. Estos recuerdos me han servido para tomar con espíritu jocoso al hombre de la gran ciudad, cansado por el stress y la carga laboral. Pero a la vez con espíritu reflexivo para ver con claridad que el éxito de una comunidad depende del esfuerzo individual aportado a la construcción de un proyecto colectivo.

Cursó sus estudios primarios en la Escuela San Roque de Santa Fe. El querido y reconocido Padre José Günter fue uno de sus guías más destacados. En el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe, junto al Padre Edgardo Trucco, cursó su etapa secundaria para recibirse de Bachiller. Allí fue delegado de Curso, en una escuela donde la participación de los alumnos fue premisa fundamental.

Desde muy jovencito desarrolló sus cualidades de líder y demostró sus grandes inclinaciones por la justicia social. Durante su adolescencia, trabajó incansablemente en los barrios más humildes de Santa Fe, con gran vocación de servicio y solidaridad.

Todos lo llaman “Cachi”, sobrenombre que le debe a su Nona, para quien siempre tiene las palabras más tiernas de agradecimiento, por las sabias y amorosas enseñanzas que le dejó.

A los 22 años se recibió de Abogado en la Universidad Nacional del Litoral. Cursó el Máster en Administración Pública y el Doctorado en Ciencias Jurídicas en la Universidad Católica de Rosario.

En la Facultad de Derecho, conoció a Cintia, quien sería su esposa luego de 11 años de noviazgo.

Fue el diputado provincial más joven en la historia santafesina, al ser electo cuando apenas tenía 23 años, lo que demostró ya en ese entonces una mirada madura y atenta al mundo y a las realidades sociales, con un genuino sentido crítico.

A los 24 años comenzó a viajar por el mundo. Conoció Japón y Corea. Luego, llegó a México y a Cuba… más tarde a Chile. A medida que pasaron los años, sus horizontes se ampliaron y sus sueños fueron tomando forma.

Con 29 años, cumplió una gran meta que marcaría su historia de vida: junto a un brillante y joven equipo de colaboradores creó la Fundación Centro.

Desde ese espacio se volcó de lleno a su vocación de servicio, trabajando intensamente para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la ciudad de Santa Fe, apoyando la educación y la cultura, impulsando el desarrollo de la región y la defensa de los derechos humanos. Promovió, además, acciones directas como la ayuda en escuelas y barrios, realizando propuestas culturales, desarrollando investigaciones y publicándolas.

En estos años, también llegaron a su vida sus tesoros más preciados: Eira Micaela y Adriel Emiliano, sus hijos.

La preservación del medio ambiente fue siempre uno de sus máximos intereses, por lo cual ha promovido campañas, congresos y talleres para difundir y crear conciencia en cada persona sobre la importancia de las acciones particulares y colectivas.

“Salud 24 horas” es su sueño más preciado, sueño que se transformó en proyecto. “‘Salud 24 horas’ es una propuesta destinada a nuestros abuelos que no tienen el dispensario abierto los fines de semana, por si se descomponen; a nuestros chicos que no tienen un médico durante las noches, ni los sábados y domingos, para que les coloque un corticoide en caso de broncoespasmo, tan común en una ciudad húmeda como la nuestra. Para decirlo claramente, los hospitales y los dispensarios definen el íimite entre la vida y la muerte, el límite entre la salud y la enfermedad de la mitad de los santafesinos”.

Su pasión por la investigación de problemas cotidianos de los habitantes de su provincia, lo llevó a desarrollar trabajos de investigación que luego fueron volcados en libros, entre los cuales se encuentran: “Santa Fe es el Centro”, año 2003; “Santa Fe, una mirada diferente”, año 2005; “Reconquista, una mirada diferente”, año 2005; “Rafaela, una mirada diferente”, año 2005; “Rosario, una mirada diferente”, año 2005. Estas publicaciones sirven de guía a estudiantes, maestros y profesionales.

Siempre promovió el surgimiento de jóvenes líderes, formados en valores altos que los estimulen a esforzarse en conseguir un futuro mejor para la familia y la comunidad.

“Cachi” nunca perdió sus hábitos campechanos y nunca se “doctoreó” como dicen sus amigos de siempre. Le gusta bailar la cumbia y el dulce de leche, ama la pesca con los amigos y leer cuentos a sus hijos, antes de acostarlos. Su color favorito es el verde, que en la psicología del color implica compasión, comprensión y benevolencia; también generosidad y humildad. Siempre habla claro y con franqueza. Es un estudiante permanente y ávido lector. Los que lo conocen, ponderan su incansable fuerza, su visión de futuro y su coraje en la denuncia de las injusticias; también su capacidad para generar proyectos, darle la bienvenida a nuevas ideas y ponerlas en práctica.

Cuentan los vecinos que, durante la inundación de 2003, Cachi pasó del más estructurado traje y corbata a ponerse la camiseta, arremangarse y embarrarse con ellos, codo a codo. Y se emocionan al recordarlo expresarse junto a ellos a viva voz por tamaña injusticia.

Cachi es un oyente afectuoso y ama transmitir sus ideas al contar historias… “Como sabés me gustan las historias, y con respecto a nuestro grupo quisiera contarte una que leí recientemente y que me parece muy apropiada: Un día todos los pájaros del mundo se reunieron y decidieron que como no tenían rey tratarían de encontrar uno. En esa reunión el ave que acompañaba al rey Salomón ( conocido por su condición de justo) fue elegida como guía por la Asamblea y ella habló del Simurg (cuyo nombre significa treinta pájaros). Esta ave les contó que el Simurg es el rey legítimo de las aves y que este pájaro perfecto vivía en un lugar casi inaccesible, y que para llegar a él era necesario hacer un largo y arriesgado viaje. Aunque al Simurg nadie lo había visto, se sabía de su existencia. Asustados, ante la perspectiva de tan extraordinario viaje algunos pájaros se acobardaron y pusieron pretextos para emprender la travesía. El loro dijo que estaba feliz en su encierro, el hornero que no podía dejar su casa y la garza a pesar de su apariencia inmaculada no se animó a dejar los pantanos, que es donde paradójicamente habitaba. A cada pretexto, el ave que acompañó a Salomón contrapuso varios relatos con los que convenció al pretendido desertor, y una vez superadas todas las excusas, los pájaros emprendieron el extenso y azaroso viaje. En su recorrido atravesaron siete valles y siete montañas de las que hasta entonces nadie había retornado. Las jornadas eran tan fatigosas que la mayoría de los peregrinos abandonó la búsqueda y muchos perecieron. Al fin, solo treinta pájaros- con el corazón roto, el alma agobiada y prácticamente sin alas y sin plumas- llegaron al sublime lugar al que se dirigían. Allí, lograron su merecido premio, que fue contemplar al Simurg. Descubrieron que el nombre de su rey “treinta pájaros” aludía a ellos y que ellos treinta, gracias a haberse purificado durante el arduo viaje, eran el Simurg.

Hoy en día, Oscar participa de una fuerza política que pone énfasis en la cuestión local, fuerza integrada por dirigentes y seguidores de diversas extracciones partidarias (Justicialistas, Demócrata Progresistas, Radicales, Desarrollistas e independientes), convirtiéndose así en un espacio de renovación. En la última campaña electoral –año 2007- logró más de cincuenta mil adhesiones de votantes, y de esa forma se convirtió en la tercera potencia política de la provincia.